A- A+   

 

 

 

Según estudio del sector comercio exterior

 

Aportes de zonas francas impulsan desarrollo del país

 

-En 2018, la contribución absoluta del régimen como porcentaje del PIB, alcanzó los $4.721 millones (7,9%)

-El empleo directo generado por las empresas que operan en este régimen superó los 115 mil puestos de trabajo y creció a una tasa promedio anual de 10% (entre 2014 y 2018)

-47% de las compras realizadas por estas empresas fueron a empresas locales, lo que muestra avances en encadenamientos y un fortalecimiento de la capacidad productiva nacional.

 

 

 

 

San José, 13 de diciembre de 2019. Los datos más recientes sobre el Régimen de Zona Franca (RZF) de Costa Rica, publicados el día de hoy, revelaron que este contribuyó a impulsar significativamente el desarrollo nacional. La contribución se determinó midiendo su aporte a la generación de empleo formal e inclusivo para los costarricenses, al fortalecimiento de nuestra oferta exportable, a la creación de oportunidades de crecimiento y mejora en la productividad para las empresas locales, y al impulso innovador y la transferencia de conocimiento y tecnología, entre otros aspectos.

 

Estos fueron algunos de los principales hallazgos del estudio “Impacto del Régimen de Zona Franca en Costa Rica, 2014-2018”, según el cual, por cada dólar de impuesto no percibido por el país, el régimen generó dos dólares y medio de beneficios sociales para la ciudadanía costarricense. En números absolutos, significa un aporte de $4.721,1 millones que representan el 7,9% de nuestro Producto Interno Bruto (PIB).

 

El estudio, desarrollado por la Promotora del Comercio Exterior de Costa Rica (PROCOMER) con el apoyo técnico del Ministerio de Comercio Exterior (COMEX) y la Coalición de Iniciativas de Desarrollo (CINDE), es parte de una labor periódica de monitoreo y seguimiento que permite gestionar y ejecutar esta herramienta de política pública con base en la evidencia sólida y en los datos. Analizar regularmente las contribuciones que los esquemas de zonas francas y, en general, todos los instrumentos de incentivo fiscal vigentes en un país aportan al desarrollo socioeconómico, es recomendado por las mejores prácticas y los más altos estándares internacionales aplicables a estos temas.

 

Para la Ministra de Comercio Exterior, Dyalá Jiménez, el estudio confirma que el RZF es un modelo productivo muy beneficioso, que actúa como un motor de desarrollo económico y social en nuestro país. “Nuestro compromiso como sector es promover el crecimiento de Costa Rica mediante la promoción de las exportaciones y la atracción de más inversión extranjera, con el compromiso añadido de contribuir a cerrar las brechas de desarrollo, sobre todo territoriales. Nuestro desafío es lograr que más empresas se instalen y permanezcan en suelo costarricense, especialmente en las zonas ubicadas fuera de la GAM. Por eso, le daré un lugar prioritario en mi agenda a este trabajo el próximo año”, indicó la Ministra.

 

Agregó que, de acuerdo con el estudio, el RZF generó 172.602 empleos en 2018, entre directos e indirectos, y contribuyó $2.147 millones en salarios, incluyendo cargas sociales. Además, 12% de los empleos formales en el sector privado están en este régimen, los cuales se caracterizan por su estabilidad, paridad en materia de género, inclusión y buena remuneración.

 

Finalmente, recordó que dentro de las zonas francas operan 375 empresas de bienes y servicios y que su promedio de diez años de permanencia muestra el arraigo que han desarrollado en el país. “Esto confirma que existe gran confianza en el talento humano tico y un compromiso con la transferencia de conocimiento”, concluyó Jiménez.

 

Por otra parte, el régimen también generó un impacto directo en las exportaciones. Según comentó el Gerente General de PROCOMER, Pedro Beirute, ha impulsado la evolución de los procesos de producción de bienes y servicios, lo que genera como resultado una oferta exportadora más diversificada y con mayor valor agregado, además de mano de obra más calificada.

 

“El régimen cuenta con empresas de todos los sectores, comprometidas con la competitividad del país. Son empresas que evolucionaron de maquilas o back-office a industrias que apuestan por la investigación y el desarrollo, el diseño, la ingeniería y el análisis de datos, como parte de sus procesos. Tenemos una oferta cada vez más diversa e innovadora”, agregó Beirute.

 

El Gerente también resaltó el aporte del RZF a la dinamización de la economía nacional. Esto, indicó, se evidencia en un mayor porcentaje de compras a empresas locales registrado en el último año. En total, el gasto local del régimen alcanzó los $2.203 millones, lo que representó un 47% de participación en el total de las compras realizadas por las empresas del régimen en el período.

 

Además del retorno social mencionado, el estudio destacó como beneficios adicionales del RZF:

 

-la capacitación continua del recurso humano;

-la absorción de mejores prácticas empresariales;

-aportes en la transformación de la estructura económica nacional;

-la transferencia de tecnología y know how;

-el impulso de la mentalidad emprendedora y fomento de la innovación;

-la implementación de buenas prácticas de conducta empresarial responsable; y

-diversos aportes a la economía verde.

 

Por último, el Director General de CINDE, Jorge Sequeira, comentó: “En un entorno nacional e internacional complejo, el estudio mostró que, en 2018, el 55% del empleo formal creado en la empresa privada se generó a través de compañías que operan bajo el RZF. Por otra parte, los aportes económicos que estas empresas hicieron, en ese mismo año, a instituciones como el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) y la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), alcanzaron los $32 millones y $508 millones respectivamente. En el caso del aporte a la CCSS, con dicho monto se podrían construir dos hospitales como el recientemente anunciado para Puntarenas, con un valor estimado de $225 millones”.

 

Principales hallazgos

 

-En 2018, la contribución absoluta del RZF ascendió a los $4.721,1 millones, monto que representa 7,9% del PIB.

-Entre el 2014-2018, su beneficio país neto promedio fue de $1.859,3 millones y la tasa social de retorno sobre el incentivo alcanzó un 156%.

-En 2018, el RZF generó alrededor de 115.000 empleos directos y 57.000 empleos indirectos.

-Doce por ciento del total del empleo formal del sector privado se ubica dentro del RZF.

-42% del empleo en las zonas francas es femenino y 85% de los puestos son ocupados por personas provenientes de colegios públicos.

-En 2018, las compras locales de las empresas del régimen totalizaron $2.203 millones, una participación de 47% del total de compras realizadas.

-En 2016, se exportaron $7.982 millones desde las zonas francas, una participación del 43% de las exportaciones totales del país.

-Durante 2018, el RZF aportó $32 millones al INA y $508 millones a la CCSS.

-Las empresas de zona franca tienen un fuerte arraigo en el país, con un tiempo promedio de operación de 10 años.

 

Descargue la presentación del estudio aquí.

Descargue el estudio completo aquí.

 

 

Inversión Extranjera Directa 2019: US$ 2.536 Millones Importaciones 2019: US$ 16.109 Millones Top 3 de importaciones: Combustibles y aceites minerales/Vehículo para el transporte de personas/ Dispositivos médicos Exportaciones 2019: US$ 11.529 Millones Top 3 de exportaciones: Dispositivos Médicos/Banano/Piña Exportación de Servicios 2019: US$ 9.503 Millones Importación de Servicios 2019 US$ 4.166 Millones